Macchiavelli anunció la prohibición del uso de sorbetes en la Ciudad