La Ciudad renovó las fachadas de cinco históricas iglesias