En la Ciudad, cada persona tira a la basura 2,9 kilos de alimentos por año